BODAS Y DESPEDIDAS DE SOLTEROS


 

             Sea práctico. Total, si sólo va a ser para unos pocos años, así que en vez de gastarse un pastón de los gordos, pero que un pastón, mejor nos alquila los dos molinos y la casa y allí le montamos su boda, y con lo que ahorre, ya va juntando para el divorcio.


 

             Sí. Con el rollo que apenas hay plazas, que está lejísimos, y que todo está lleno de bichos, se ahorra de invitar a la tía Juana y a sus bestiajos, al primo Benito, que desde que se compró el Volvo no hay quien lo aguante, y a un montón de gorrones que demás sabemos, van a dar la nota y le van a amargar, aún más, el día de su boda.


 

             Lo de los bichos, no es mala idea, que hay mucho chiquismiquis por ahí. Le pongo una fotillo de una de nuestras bodas que tuvo un pequeño percance, para que vean que es cierto, si bien le apunto, que eso no es lo normal, y mucho menos que el bichejo se comiese a cuatro invitados.



 

             Apretauchos, en los molinos y la casa, cabrían, plan cerdos, unas 55 personas, niños incluidos, pero ni una persona más, Santo Tomás. Si lo que le va es el lujo lujoso, pues mira, solo caben 42 personas. Los novios en una de las Pitufocabañas de madera. Le ponemos unas cortinitas, un colchón bonito con todos sus avíos, y va a quedar todo de rechupete.


 

             ¡Y por Dios! ¡¡¡Sea original!!! Si hace buen tiempo... Todos en bañador blanco, tanto las señoras como los caballeros, y todos con chanclas de goma, evidentemente blancas. La boda al final de la finca, donde se remansa el río y hay una piedra gorda enmedio. Allí los novios con el cachondón que los va a casar, y todos los invitados en el río con el agua hasta las rodillas. Las señoras con sus pareos blancos, sus pamelas o sus tocados -no se admitirá a nadie sin ellos- y perfectamente maquilladas; y los caballeros con corbata blanca y chistera negra -además del bañador blanco, claro está.- Y si hay algún agüelete, pues a ese, le permitimos que lo vea todo desde la orilla. La novia, su velo, su ramo, toooooo emperifollá, peinada y maquillada como una marquesa, pero en bañador, y con una faldita blanca de esas que llevaban los bañadores en los años 60, a medio mussslo -que bien suena eso de mussslo ¿verdad?-. Fité tú como te va a quedar la boda... y el pastón que te vas a ahorrar en el traje de novia..., pero eso no se lo digas a nadie. Lo haces porque es lo que te gusta.


 

             Si hay más gorrones de la cuenta -cuando se enteren que la celebración es en los Molinos, seguro que le salen amigos hasta debajo de las setas- pues les dice que ya están llenos, que el dueño es un esaborio y que no admite ni a uno más de la cuenta, que si quieren venir, se tienen que alquilar una casita por los alrededores. Verá que cuando sepan que se tienen que gastar las perras en dormir, hay desvandada general.


 

             Lo del cátering y la lluvia o el frío, no problem. La mujer del encargado ha llevado durante años un restaurante, y en un pispas os prepara lo que queráis y como queráis, servido plan fino, pajarita incluida, vestidos de lagarterana, o servido por Vdes mismos, plan mariquita el último, como Vdes prefieran. Y si llueve o hace frío -un poné, la boda en Febrero-, pues nada, o a mojarse, que quedaría feo, o alquilamos un tinglado de esos desmontables y hacemos dentro la fiesta con alguna estufilla. Si no viene mucha gente, se podría celebrar en los salones del Molino del Inglés, pero hijo, no sea chusco, que para dos o tres veces que se va a casar, tampoco le pasa nada si tiene un recinto más amplio para hacer mejor el payaso, aunque le cueste un poco más. Si quieren algo serio y elegante, con sus manteles, sus chorradas florales, sus buenos cubiertos y vasos y tooooo los avíos, tampoco problem. Le hemos echao el ojo a un servicio de catering de los finos, y te enfinecen todo lo que quieras tu boda. El problem es que el lujosísimo lujo, hay que pagarlo... Preguntanos en el CHAT DIRECTO y te ponemos en contacto con los que consideramos más preparados y apañados, y según el lujo lujoso que quieras te llevarás el susto mayor o menor.


 

             Hay una ermita muy cerca, justo donde comienzan los molinos. Es preciosa. Mágica, como todo lo que rodea a los Molinos. No creo que tengamos muchos problemas en que el ermitaño o un cura os case allí, y si son pecadores de remate, podemos hablar con la Alcaldesa para que os case en la finca, o hacemos un paripé plan americano con el pariente más cachondón del grupo. Todo ello con su musiquilla en directo plan fino y exquisito, que ya nos buscaremos un grupillo de rumanos -con dientes de oro, que eso queda muy bien- que por tres gordas, se pasen toooooa la noche tocando y cantando, a un grupo de gitanillos plan flamenqueo, a un conjuntillo con el piano ese lestronico y una guitarra para que cante coplas modernas.


 

             Dicho esto, poco más hay que decir. Leeros el Aviso Legal (sólo son 432 páginas, pero así sabréis todos vuestros derechos), meteros en el CHAT DIRECTO y allí concretamos el asunto, pero no se os ocurra meteros en la zona privada. Y dicho esto, pasemos al siguiente punto.



PARA GENTE DE RONDA, ALGECIRAS, ANTEQUERA, CÓRDOBA, MADRISSSSS Y OTROS LUGARES CON TREN


 

             Yo no digo nada, pero si queréis quedar como marqueses, organizad la boda en tren. El rollo no es parar en la estación de nuestro pueblo, que está cerquísima de la finca, sino en la de más arriba, a unos 8-10 km río arriba, y allí, tener preparadas unas canoas y balsas de rafting, y bajar por el río hasta los molinos. Cuando lleguéis, estará la banda municipal del pueblo dándoos la bienvenida. Evidentemente, os costará unas perrillas, pero imaginad si decís que se va a celebrar en Ronda, por ejemplo, y que quedáis todos a tal hora en la estación de tren, y luego, os montáis toooos en el tren y después, lo de los botes y como remate, la banda municipal. No os preocupéis por los agüeletes, que los llevamos en una furgoneta. Y vamos, si vivís por donde pase el tren Madrid-Algeciras, tu me dirás, si venís tooooool mundo en tren...


DESPEDIDAS DE SOLTEROS


 

             Bueno, y ahora... ¿que digo?, si ya lo he dicho todo lo que se puede hacer en la finca... Pues eso, que no seáis sosos, y que preparéis una fiesta morrocotuda. Os váis por la noche, vestidos todos de vikingos o enfermeras, a una de las discotecas de Cortes, que están muy animadas, por la mañana, hacéis un descenso de cañones o alguna cosa del apartado encojeombligos o para personas con perritas, y cosas de esas. Hijos, no seáis pavos, que seguro que se os ocurre algo. Pero advierto, si sois femeninas féminas, que no seáis golosas, que aunque el Miguel -el encargado- está hecho un mulo, es guapetón y tiene los ojos verdes, su mujer es una fiera, y como pretendáis palparlo o hacerle proposiciones deshonestas, como se entere la Sonia, no os arriendo las gananancias.


Y AHORA EN SERIO


             Tenemos un problema. Seguro que Vd. encuentra un catering maravilloso, y le montan un fiestorro de no te menees. El problema es que el domingo se acaba todo, llega el lunes, y a mediodía, lo normal es que vengan otros clientes... Y todo tiene que estar perfecto. PERFECTO, como Vdes se lo van a encontrar para su boda... Los de catering suelen decir que no hay problema alguno, que lo recogen todo, pero la realidad es que luego tenemos que contratar al menos a un par de personas extra para que recojan y limpien perfectamente la finca. En consecuencia, y salvo que Miguel nos diga que la finca la han dejado de la manera usual que nos la dejan cuando no hay boda, le damos dos alternativas:


 

            -Que el cátering sea de nuestra total confianza, un restaurante magnífico del pueblo de al lado, que sabe que si hay un papel no recogido, o alguna queja sobre la calidad o el precio del cátering, buscaremos de inmediato otro cátering. Le ponemos algunos platos que suelen poner. Ellos se encargarán de todo.


            -Que sea consciente que los trabajadores extra que tengamos que poner para la limpieza, se los cargaremos en su tarjeta de crédito.